Desde la Sala Carlos III de la Universidad Pública de Navarra y la Fundación Caja
Navarra nos complace enormemente presentar la exposición “Fête galante” del
artista bilbaíno Ignacio Goitia.
Sería inútil tratar de explicar, en el espacio de esta página, todas las inquietudes que
pasan por la cabeza de Ignacio, todas las sorpresas que nos esperan tras contemplar
su pintura.
En el texto que acompaña al catálogo, Gerardo Elorriaga nos explica, en algunos
casos detalladamente, ciertos aspectos esenciales para poder comprender la pintura
de este creador. Gracias a la ayuda de este texto caemos en la cuenta de
numerosos puntos de vista que quizás, en un primer momento, se nos han pasado
por alto fascinados ante el imaginario que se despliega ante nuestros ojos.
Unode los aspectos que nos llama en un primer momento la atención y que no
podemos dejar de lado, es la fastuosidad con la que el artista se enfrenta a sus trabajos.
Monumental en los formatos pero, sobre todo, en la concepción y composición
de sus pinturas, el artista coloca en situaciones absurdas e incómodas a los protagonistas
de sus piezas.
La naturalidad de esos personajes, que aparecen “retratados” en su intimidad, ajenos
a la mirada y al juicio del espectador mientras bailan abrazados, son aspectos
importantes a la hora de analizar en profundidad su trabajo.
Una nueva Historia del Arte, tal y como ésta hubiera sido si, los espacios de poder,
hubieran estado habitados por los personajes que Ignacio presenta “como en su
casa”. Una miradasin prejuicios a una situación oculta pero presente en aquellos
tiempo.
“Fête galante” es el título de la exposición de Ignacio Goitia, un artista que nos invita,
de un modo descarado pero sutil a contemplar su pintura de un modo agudo e
inteligente