Desde el pasado 14 de octubre hasta el 9 de noviembre Pamplona acoge la muestra “Bastions – Fortalezas del Pirineo”, una exposición sobre las fortificaciones abaluartadas de los Pirineos que recoge una selección de 44 de las construcciones que tuvieron por objeto defender la frontera entre los siglos XVI y XIX, hasta que los avances de la artillería y el empleo de la aviación las dejaron sin uso militar.

Organizada por el Ayuntamiento de Pamplona, la muestra está abierta en dos espacio expositivos:  la Casa Palacio del Condestable y la Sala de Armas de la Ciudadela. Se trata de una exposición itinerante que recorrerá otras sedes vinculadas a fortalezas de los Pirineos.

La exposición, que se enmarca dentro del proyecto FORTIUS, Valorización turística y cultural del patrimonio fortificado de Pamplona y Bayona, está subvencionada por la Unión Europea a través de Programa Operativo Territorial España-Francia-Andorra (POCTEFA), que se gestiona en la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP).

La Casa Palacio del Condestable
Situada en la calle Mayor, recogerá la parte más internacional de la muestra. Allá, entre el Zaguán y el Patio Renacentista, se podrá hacer un recorrido territorial y temporal por los Pirineos, una frontera que en la que históricamente se percibe la relación inversamente proporcional que existe entre la facilidad del paso natural y la entidad de la defensa fortificada. Prueba de esa tendencia sostenida son, por ejemplo los trazados de los caminos –desde calzadas romanas a actuales carreteras.

El horario de visita en el Palacio del Condestable será de lunes a sábado, de 9 a 14 horas y de 17 a 21 horas.

La Sala de Armas de la Ciudadela
Recogerá la historia de las fortificaciones de Pamplona a través de ocho hitos constructivos, hasta llegar al conjunto actual, y los términos del debate sostenido en la ciudad sobre sus usos hasta llegar a las diversas declaraciones de protección. También podrán verse tres maquetas tiflológicas de distintos elementos de este patrimonio, dibujos, grabados, elementos fotográficos y planos antiguos y recientes, así como información gráfica y videográfica sobre sus usos actuales y las actividades que el municipio programa anualmente con las murallas como marco.

Los horarios de apertura al público serán de martes a viernes de 18.30 a 21 horas; los sábados de 12 a 14 horas y de 18.30 a 21 horas, y domingos y festivos de 12 a 14 horas.